07 hábitos de higiene a la hora de cocinar

Nutrición

La base para mantener una buena salud es una alimentación adecuada que incluya alimentos de  los siete tipos en su debida proporción. Aunque esto es fundamental, hay un tema relacionado con la comida que a pesar de su relevancia muchas veces se toma a la ligera.

Los hábitos de higiene a la hora de cocinar los alimentos pueden ser la diferencia entre una buena y una mala salud.

La higiene de los alimentos es un tema de salud pública que atañe a todos los involucrados, desde los productores hasta el consumidor final. Evitar la contaminación microbiológica de los alimentos depende del control sanitario en la cadena alimenticia.

El consumidor muchas veces desconoce cuáles son las vías de entrada de los microorganismos y como se mantienen y reproducen en la cocina.

A continuación se describen 10 hábitos de higiene a la hora de cocinar que garantizan la salubridad y la conservación de los alimentos:

Una cocina inmaculada

La cocina debe mantenerse escrupulosamente limpia y ordenada por ser la estancia donde se preparan y manipulan los alimentos. En una cocina sucia proliferan los focos de microorganismos dañinos para la salud como la salmonella la cual contamina la comida que luego consumimos.

Se debe mantener perfectamente limpio el refrigerador, los drenajes, el suelo y las paredes, y mantener tapado el depósito de la basura.

La despensa limpia y en orden

El sitio de almacenaje de los alimentos debe estar alejado del piso, bien ventilado y lejos del horno para evitar el calor adicional. La temperatura debe ser fresca y los envases estar bien tapados y sin humedad. Se debe tener la previsión de revisar las fechas de caducidad y las recomendaciones de conservación de todos los productos.

Artículos relacionados  Legumbres una buena decisión para la salud

Higiene personal

Quien se encarga de la preparación de los alimentos debe mantenerse aseado y es fundamental que lave sus manos antes y durante el proceso. Así mismo es recomendable el uso de un gorro que tape todo su cabello y evite toser y estornudar sobre la comida.

Lavar los alimentos

Los alimentos deben lavarse muy bien según su tipo y en especial aquellos que se consumen crudos. Las hortalizas requieren un proceso más laborioso ya que se deben higienizar hoja por hoja pero es necesario tomarse el tiempo que haga falta. Las frutas también son susceptibles a la contaminación por lo que se debe prestar atención a su higienización.

Cocción adecuada

La temperatura a la que se deben cocinar los alimentos es de 65 grados centígrados en el centro ya que a dicha temperatura los microorganismos mueren. Especial atención requieren las piezas grandes de carnes rojas, el pescado las aves y los huevos.

Alimentos en el refrigerador

Los organismos patógenos se multiplican con más rapidez a temperatura ambiente y aún más en épocas de calor. Los alimentos deben meterse a la nevera antes de las dos horas después de haberlos preparado y por un máximo de tres días.

Elimina la contaminación cruzada

Esta se da cuando se utilizan los mismos utensilios, como cuchillos y tablas, para picar diferentes tipos de alimentos. Se debe procurar usar diferentes utensilios para cortar carnes crudas, frutas y verduras o lavarlos muy bien entre uno y otro proceso.

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.