12 reglas de oro para destacarte en tu trabajo

Mentales

Sin importar cuál sea el oficio que hayas elegido para ganarte el sustento, seguramente siempre harás lo posible para destacarte en tu trabajo. Esta es una tarea difícil debido a la feroz competencia que existe en los medios laborales donde las exigencias son cada vez más altas.

La excelencia, y la productividad son básicas para alcanzar el éxito laboral así como la manera en la que te relacionas con tu entorno.

Karina Pérez, directora de la empresa líder mundial en reclutamiento “Robert Half Chile” afirma que: “Hoy, las empresas valoran cada vez más contar con trabajadores proactivos y dispuestos a aprender, comprometidos con los propósitos de la organización e interesados por superarse día a día”.

A continuación encontraras 15 reglas de oro para destacarte en tu trabajo:

  1. Planifica tu jornada: trata en lo posible de llevar una agenda donde planifiques tus acciones del día, semana y hasta del mes. Improvisar no es una buena opción para manejar un equipo.
  2. Define tus metas: tener metas claras te dará la visión necesaria para trabajar por ellas. Este hábito incrementará tu desempeño y capacidad productiva.
  3. Establece alianzas acertadas: analiza el desempeño de los que te rodean e identifica potenciales aliados que enriquezcan tu labor, aporten beneficios a tu equipo y te dejen enseñanzas.
  4. Reconoce tus habilidades y debilidades: identifica  y potencia tus habilidades, y a tus debilidades transfórmalas en fortalezas, sí se puede.
  5. Trabaja en equipo: el individualismo no es bien visto en las empresas y estás valoran muchísimo el trabajo en equipo. Trata en lo posible de mantener buenas relaciones con tus compañeros de trabajo y ser generador de optimismo y solidaridad.
  6. Abre tu mente al cambio: la disposición al cambio es una herramienta invalorable que te permitirá mantenerte vigente y pro activo en un mundo en permanente evolución. Mantente flexible ante las crisis y ten en cuenta que los cambios son inevitables.
  7. Sé absolutamente honesto: siempre manéjate con transparencia y honestidad y no empañes tu imagen con mentiras o medias verdades. Si eres honesto con tus superiores y subalternos, probablemente ellos lo serán contigo.
  8. Sácale provecho a tus errores: errar es de humanos y los errores son inevitables y normales en la trayectoria de cualquier trabajador. Reconócelos y transfórmalos en oportunidades de aprendizaje y crecimiento.
  9. Toma la iniciativa: procura no esperar a que se te indique qué hacer y ten autonomía en la realización de tus tareas. Los trabajadores pro activos son valorados dentro de cualquier organización ya que contribuyen a que las actividades fluyan con más eficiencia.
  10. Nunca detengas tu aprendizaje: para mantenerte vigente es primordial que siempre estés actualizado en las novedades y avances de tu oficio, de lo contrario terminarás rezagado.
  11. Se puntual: procura llegar temprano a tu puesto de trabajo y no comiences tus días disculpándote por llegar tarde. La impuntualidad es uno de los peores hábitos en el ecosistema laboral.
  12. Visibiliza tus logros: los logros obtenidos con tu esfuerzo no se deben mantener de bajo perfil, al contrario, asegúrate de que sean reconocidos. Los ascensos y los aumentos de sueldo se obtienen gracias a esos logros y no es buena idea solaparlos o minimizarlos.
Artículos relacionados  El amor propio no es egocentrismo

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.