Alimentación adecuada para personas de avanzada edad en tiempos de pandemia

Nutrición

A nivel mundial en promedio y con algunas variantes se considera a una persona como adulto mayor a partir de los 55-60 años. Cada día gracias a los avances médicos que se generan la expectativa de vida aumenta y se incrementa el número de adultos mayores que llevan una buena calidad de vida aun cuando padecen de algunas patologías crónicas.

Ante la actual pandemia que azota el planeta y que convierte en población de riesgo a los mayores de 55 años y personas que cursen patologías de base, es de considerable importancia comenzar hábitos alimenticios que garanticen un fortalecimiento del sistema inmunológico, y salud cardio pulmonar.

Alimentación y grupos etarios

El paso de los años no pasa desapercibido para el deterioro físico normal relacionado a la exposición a los radicales libre, hábitos nocivos durante la juventud y enfermedades propias de la edad. Lo ideal es que el adulto mayor siga parámetros alimenticios que no involucren los excesos.

 Es esencial una dieta balanceada que contenga bajos niveles de sodio, pues el mismo representa un factor desencadenante de hipertensión arterial, en los últimos estudios forenses que se han realizado, se observa que el número de fallecidos por el COVID-19 tiene una tendencia mayor a los ancianos hipertensos.

El cuidado de la salud cardiovascular implica mantener una dieta baja en grasa saturadas, pues las mismas al igual que los carbohidratos se convierten en colesterol LDL que va mermando la vida útil del sistema arterial, así como la destrucción del sistema hepático. Es por ello que a la hora de elegir los alimentos el anciano o su cuidador deberán preferir productos bajos en grasas.

Si son lácteos estos deben ser descremados. En el caso de las carnes serán la prioridad aquellas que no contengan grasa como las carnes blancas y los pescados azules, que aporten omega 3 muy necesario para las personas d edad avanzada.

Artículos relacionados  Cómo comer pasta de manera saludable

El metabolismo y absorción de proteínas y minerales se ve disminuido con la edad es por ello que se debe suministrar frutas, verduras y leguminosas que aporten hierro, zinc, vitamina C vitaminas del complejo B. Estos elementos van a beneficiar el sistema inmunológico logrando este hacer frente a los posibles contagios de enfermedades virales como la que actualmente se está viviendo.

Sobre todo, si el anciano se encuentra en situación de discapacidad es prioritario aportarle alimentos que le permitan disminuir al máximo los efectos de la falta de movilidad. Y la pérdida de masa muscular que normal mente inicia a los 40 años y se incrementa con la incapacidad de movimiento.

La valoración por parte de un médico especialista en geriatría y su respectivo nutriólogo, será Ante todo lo más significativo que el anciano reciba, estos serán precisos con la indicación de una rutina de vida y hábitos alimenticios, acordes con la vejes de cada persona.

Pues cada individuo enfrenta esta etapa de la vida en condiciones diferentes que se relaciona con antecedentes familiares, patologías preexistentes y antecedentes personales de la juventud.

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.