Buenas perspectivas contra el cáncer de próstata

El cáncer de próstata es el tumor más frecuente entre los hombres.

Cuando es diagnosticado de forma precoz, se puede tratar de forma radical con muy buenos resultados.

cancer de prostataCuando los tumores de próstata metastásicos se hacen resistentes al tratamiento de primera línea con quimioterapia, nos encontramos en un contexto en el que debemos pensar en una segunda línea de tratamiento.

Hasta hace poco tiempo, no disponíamos de ningún fármaco que hubiera demostrado de forma significativa, alargar la supervivencia, ni la calidad de vida de los pacientes.

Sin embargo en los últimos dos, tres años, se han desarrollado varios fármacos que han logrado incrementar la supervivencia y mejorando la calidad de vida.

Los más interesantes son dos de ellos, cuyo mecanismo de acción es un tratamiento hormonal:

  • Acetato de abiraterona
  • Enzalutamida

Ambos han demostrado incrementar la supervivencia, mejorando la calidad de vida de los pacientes de forma significativa. Pero además con un perfil de toxicidad realmente bajo, haciendo que los pacientes no tengan efectos secundarios relevantes por su administración.

El primero de ellos, el acetato de abiraterona además en las últimas semanas, ha demostrado ser activo también en el contexto previo a la quimioterapia, de manera que algunos de los pacientes, podrían ver retrasada la necesidad de administrar quimioterapia, por beneficiarse de este fármaco previo a ella.

El acetato de abiraterona actúa como tratamiento que disminuye prácticamente a cero los niveles de andrógenos circulantes en la sangre.

En el caso de enzalutamida, lo que se logra es un bloqueo total de la unión de la hormona a las células tumorales, de hecho 20 o 30 veces más potente ese bloqueo, que en el caso de otros anti andrógenos como la bicalutamida.

Parece que el desarrollo farmacológico hormonal en el cáncer de próstata no está llegando a su fin, sino todo lo contrario.

En los próximos meses, se espera que algunos de los fármacos, de los que ya disponemos en fase de ensayo clínico, lleguen al mercado y puedan ser utilizados en los pacientes con esta patología.

Fuente: Doctor Ignacio Gil Bazo, Departamento de Oncología Médica de la Clínica Universidad de Navarra

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Leave a Reply

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Type to Search

See all results