Celotipia: celos enfermizos II

Mentales

Celotipia: celos enfermizos I

Debemos tener presente que estamos hablando de quien padece desde la celotipia no de aquel que ama y en ese amor, pone sus deseos de estar bien de querer cuidar y proteger a la persona amada, de homenajearla, de brindarle atenciones y cuidados.

No quién patológicamente quiere poseer y en ese intento va quitándole libertad, alegría, disfrute y felicidad a su pareja.

Una paciente me contaba que cuando conoció a su actual marido, pronto comenzó a sugerirle que usara pantalones. Luego, para evitar disputa terminó accediendo.

A mi pregunta de por qué aceptaba esto, me respondió: “quiero vivir sin discutir, al menos antes de salir, pero aun así me doy cuenta que siempre encuentra motivos… vamos de la mano y siempre hay alguien a quien yo miro.

Le muestro que no es así y aun así cómo puedo probar que no he mirado a ese hombre que se cruzó con nosotros…Entonces me responde, si no lo miraste, es porque querías evitar que yo me diera cuenta…

Doctora ya no sé qué hacer, cómo darle el gusto, siempre discutimos por todo. Es una pena, siento que estoy muy cansada de todas estas situaciones. También sé que la solución no es no salir, ni tampoco quedarme en casa sola. Sufro mucho Doctora, no sé si lo quiero. Ya no lo quiero como antes y esto me entristece mucho, ahora quiere que tengamos un hijo. Yo quiero tener un hijo, pero no sé si con él

Una persona con celos es alguien que no tiene aprecio de sí, que no sabe vivir en armonía, que siempre encuentra razón para sentirse mal, para sentirse a disgusto, para sentir resentimiento, para sentirse inferior. Por eso es sumamente importante que si sufres de celotipia, tomes conciencia de qué debes hacer.

Artículos relacionados  Trastornos de eliminacion, encopresis

Si sufres o crees que puedes sufrir esta enfermedad, debes buscar la ayuda de un profesional, porque es necesario que te ayude, que aprendas a amar, que aprendas a amarte fundamentalmente, y por ende aceptarte tal cual eres sin juzgarte, aceptarte y aceptar que te amen por lo que eres.

Cuando sientes celos patológicos lo que estás proyectando precisamente es esa inseguridad que no te permite ser feliz, porque la felicidad sólo será posible para ti cuando aceptes que la persona que amas te ama por lo que eres.

Hasta ahora no ha sido posible para ti y siempre tus relaciones han acabado mal y cada vez peor, no tienes otra forma para modificar esto que desde tu interior. Hay que producir los cambios, las mejoras la cura que hará posible que en primer lugar aceptes que te amen, recibir ese amor que quien te ama tiene para darte.

Con el método Heinzman, aprenderás a usar tu propia mente con la autohipnosis y a revertir este proceso y adquirirás una forma de pensamiento de conducta y de acción que te permita vivir en armonía, viviendo la vida de modo pleno en armonía y en equilibrio.

Cuando se ama demasiado hasta el punto que se quiere poseer a la persona amada, a partir de ahí, comienza el largo camino de las peleas y distintas situaciones que dañan a cada uno de los miembros de la pareja.

Ambos dejan de amar del modo que algún día, al comienzo de su relación pudieron sentir el amor.

La persona que sufre de celos enfermizos sufre un trastorno psicológico que se ha vuelto para así una enfermedad, la enfermedad de los celos. Por eso ha de buscar ayuda, un tratamiento psicológico para quitarse esa forma posesiva de amar, que en donde se muestra y manifiesta más comúnmente es en el amor de la pareja. Pero esto también es aplicable hacia el amor a los hijos, hacia los hermanos, hacia los padres en fin…

Artículos relacionados  ¿Qué es el modelo PERMA y cómo influye en el bienestar?

Con el tratamiento adecuado, lograrás aprender a modificar en tu personalidad aquello que hace que se manifieste en ti esta manera sufriente de sentir celos. Se dice también que quien sufre de celos, tiene la compulsión a no reprimir todo modo de manifestar la desconfianza que se exterioriza con gritos, insultos, golpes, humillaciones, vejaciones, violencia, etcétera.

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.