Comenzando bien el día

Mentales

Suelen llevar a cabo una rutina por las mañanas para sacarle el máximo partido a su día a día. Y es que las primeras horas de la mañana tienen un papel muy importante en cómo se desarrolle el resto de la jornada.

Por esta razón se levantan temprano todas las mañanas y aprovechan las primeras horas del día. Esto no significa levantarse antes para empezar la jornada laboral. Tan sólo nos estamos refiriendo a llevar a cabo un ritual desde bien temprano para despertar nuestros sentidos…

Hombres y mujeres de éxito reconocido a nivel mundial llevan a cabo estas cuatro actividades que a continuación se detallan:

buen día1-    Hacer ejercicio:

Esta es una de las mejores maneras que existen para desperezar nuestro cuerpo y nuestra mente. Indudablemente activaremos nuestro organismo de una forma muy saludable y empezaremos el día con una dosis extra de energía, creando a su vez un movimiento de energía positiva debido al flujo de hormonas generado con la actividad física.

Cuando hacemos ejercicio liberamos endorfinas y la sensación al terminar la actividad es de bienestar. Pues bien, estamos empezando el día con esa sensación de “placer” con nosotros mismos y ese bienestar será nuestro punto de partida.

No es necesario practicar ejercicio muy intenso. Con 20 minutos de bici, correr o andar a buen ritmo es suficiente.

2-    Planificar el día y visualizar tus objetivos:

Si nos paramos a ver lo que ya sabíamos que teníamos que hacer, estamos concretando mucho más las actividades. Fuera de esos momentos de estrés, de trabajo continuo,… puedes llegar a ver con más claridad posibles problemas que puedan surgirte, imprevistos o pensar con más exactitud cómo afrontar cada una de las tareas pendientes. Esto también es necesario para planificar los momentos que vamos a tener para el descanso, la comida,… Estos momentos son tan importantes como cada una de las actividades laborales que tengamos que desarrollar.

Artículos relacionados  El difícil reto de afrontar una enfermedad incurable

3-    Desayuno saludable:

Esta actividad es imprescindible para permitirle a nuestro cuerpo un rendimiento óptimo. Nuestro organismo necesita energía y esta es una forma muy adecuada de dársela. Al despertarnos por la mañana hemos consumido el combustible que teníamos y contamos con una reserva de glucosa como para unos 15 ó 20 minutos. Procura no salir de casa sin desayunar, tu organismo te lo agradecerá y te compensará con mayor salud. Tu mente será más ágil y tus pensamientos más espontáneos, tu cuerpo estará más relajado, con mayor facilidad de movimiento y por lógica… te estresarás menos…

4-    Empezar por la tarea más ardua en el trabajo:

Empieza realizando y poniendo toda tu energía en aquellas tareas que son más costosas y menos apetecibles. Al principio del día es cuando más energía tienes, por eso, este, es el mejor momento para enfrentarte a ese “marrón”…

Fuente: Helena Gorostidi Zambrana

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.