El diagnóstico de la osteoporosis

Es una enfermedad del esqueleto, que consiste en una disminución de la densidad mineral ósea y en una alteración de la arquitectura del hueso, que lleva a fragilidad ósea y consecuentemente aumente el riesgo de sufrir fracturas

Rate this post

Osteoporosis significa “hueso poroso”.

Osteoporosis

¿Cómo se diagnostica la osteoporosis?

Por dos procedimientos:

1) La osteoporosis se puede diagnosticar por la existencia de una fractura de estrés.

Se llama así a aquella fractura que el paciente no es consciente de haberla sufrido. Subjetivamente, tiene la apreciación de que no ha habido un traumatismo y se visualiza al realizarle una radiografía de columna dorsal o de columna lumbar o de parrilla costal… o bien, el paciente acude por dolor pero no es consciente de un importante traumatismo. Eso es una fractura de bajo impacto y en ese momento se puede decir que hay osteoporosis.

2) La otra forma de diagnosticar la osteoporosis es realizando una densitometría ósea.

La densitometría ósea se hace, midiendo la densidad mineral ósea en las vertebras lumbares (de la lumbar 1 a la lumbar 4) y en el fémur. No es que una persona tenga osteoporosis en la columna u osteoporosis en la cadera, puesto que es una enfermedad sistémica. Se mide en estas dos localizaciones porque todos los huesos del organismo son o como los huesos de la columna o como los huesos del fémur, y por tanto en esas dos localizaciones se mide.

¿Qué personas deberían hacerse una densitometría?

1) Todas las mujeres que tengan 65 años o mayores de 65.

2) Todos los varones que tengan 70 años o más.

3) Todas las personas, mujeres o varones, que después de los 40 años han sufrido una fractura de estrés.

4) En las mujeres que han tenido menopausia precoz.

5) En los varones que han tenido hipogonadismo (niveles muy bajos de testosterona por una enfermedad hipofisaria).

6) En todas aquellas personas que hayan precisado durante largos periodos de tiempo tratamiento con corticoides.

7) En aquellas personas que tengan bajo índice de masa corporal (-de 20 Kg/m²). Las personas que han tenido trastornos de conducta alimentaria en la adolescencia, sobre todo anorexia nerviosa o bulimia nerviosa con fases de anorexia. Es una población de riesgo ya que nunca han llegado a alcanzar un capital óseo idóneo y pueden desarrollar una osteoporosis muy importante.

Tras el diagnóstico de osteoporosis

1) Análisis de sangre para medir la cantidad de vitamina D presente en el organismo.

2) Marcadores de remodelado óseo para elegir la mejor opción terapeútica y verificar si el tratamiento instaurado es eficaz o no.

Fuente: Dra. Amparo Calleja del Dpto. de Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universidad de Navarra.

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Leave a Reply

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Type to Search

See all results