El juego patológico

Mentales

De pasar el rato con los amigos, de probar suerte, o simplemente de relacionarse con los demás. Pero como ocurre con otros muchos comportamientos en la vida, y por diferentes motivos, este tipo de entretenimiento puede terminar siendo muy perjudicial para la persona, llegando a limitar su estilo de vida.

Cuando las salidas al bingo, o jugar dinero en las tragaperras, jugar a cartas, las apuestas,…. adquieren cierta frecuencia, se invierten cantidades superiores a sus posibilidades personales,… existe un problema que interfiere en la vida de la persona en cuestión y de su entorno. Comienzan a aparecer problemas económicos, se deterioran las relaciones familiares, sociales y laborales e incluso pueden llegar a surgir otros problemas asociados como el alcoholismo, el abuso de sustancias,…

En ese momento, el juego deja de ser algo placentero y, por el contrario, es fuente importante de malestar. Juegan de forma compulsiva aunque son conscientes de que no deben hacerlo. Niegan su problema y así es imposible buscar y encontrar ayuda…

¿Cómo podemos identificar que existe un problema?

Generalmente hay algunos índices generales que nos pueden servir a la hora de identificar una problemática de este tipo:

1-    El juego interfiere en la vida diaria de la persona, afecta a su rendimiento laboral, existe absentismo al puesto de trabajo.

2-    Las relaciones familiares y sociales se ven afectadas. Surgen conflictos, mentiras,…

3-    Aparecen problemas económicos: deudas, adquieren préstamos personales con el banco a espaldas de familiares y amigos,….

4-    No controlan la situación.

5-    Se crea una dependencia emocional con respecto al juego, nada más tiene sentido en la vida, sólo disfruta jugando a pesar de los problemas que esa conducta tiene en su día a día…

Artículos relacionados  ¿Cómo se manifiesta el trastorno obsesivo compulsivo?

¿Qué consecuencias tiene el juego patológico?

En general, todas las áreas de la persona se ven afectadas:

A-   Nivel personal: Existe una adicción con todas las consecuencias negativas que tiene para la persona. Además,  poco a poco se van quedando aislados, solos y tristes. Van perdiendo su círculo social ya sea por deudas pendientes o porque, en reiteradas ocasiones, los amigos han sido víctimas de sus mentiras.

B-   Nivel familiar: Son frecuentes las separaciones y/o divorcios. Al principio la familia quiere ayudar, pero ante la negativa del problema por parte de la persona ludópata, estos cesan en su empeño, aumentando las discusiones y los problemas en casa.

C-   Nivel económico: Acumulan deudas con amigos y/o con bancos.

D-   Nivel laboral: Absentismo, bajo rendimiento, despidos laborales.

E-   Nivel legal: robos, falsificaciones de cheques,…

¿Es posible un tratamiento?

Indudablemente sí, basado en la recuperación, abstinencia y prevención de recaídas.

Es necesario controlar el impulso que sienten por el juego a través del pensamiento, las emociones, el comportamiento,…

Son efectivas las prácticas en relajación, la enseñanza en resolución de conflictos inter e intrapersonales,…

Las terapias grupales que suelen llevarse a cabo en diferentes centros para ludópatas favorecen la comunicación, la búsqueda de soluciones a su problema, la recuperación de la autoestima,….

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.