El sol y nuestra piel

Medicina de familia

 

Dentro de los efectos beneficiosos del sol, es que favorece la síntesis de vitamina D; tiene un efecto antidepresivo, ya que nos proporciona una sensación de bienestar; además da un aspecto saludable a nuestra piel; por otro lado, favorece la curación o la mejoría de determinadas enfermedades, como por ejemplo la soriasis.

Dentro de los efectos negativos que tiene el sol, se pueden ver  tanto a corto como a largo plazo.

Los efectos a corto plazo son las quemaduras solares, la reactivación de virus como el herpes labial o las calenturas.

Dentro de los efectos a largo plazo, está el fotoenvejecimiento o dermatobiosis, que es la producción de una piel seca, manchada, con arrugas profundas.

Además el sol a largo plazo favorece el desarrollo de cáncer cutáneo. Y otro de los problemas que ocasiona, es que puede empeorar determinadas enfermedades como el lupus o la dermatomiositis.

Fuente: Doctora Pilar Gil, Especialista del Departamento de Dermatología de la Clínica Universidad de Navarra

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin
Artículos relacionados  Área de atención al paciente de la Clínica Universidad de Navarra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.