El sol y nuestra piel

El sol tiene efectos tanto beneficiosos como perjudiciales  sobre nuestra piel. Éstos se pueden ver a corto y a largo plazo

Rate this post

 

Dentro de los efectos beneficiosos del sol, es que favorece la síntesis de vitamina D; tiene un efecto antidepresivo, ya que nos proporciona una sensación de bienestar; además da un aspecto saludable a nuestra piel; por otro lado, favorece la curación o la mejoría de determinadas enfermedades, como por ejemplo la soriasis.

Dentro de los efectos negativos que tiene el sol, se pueden ver  tanto a corto como a largo plazo.

Los efectos a corto plazo son las quemaduras solares, la reactivación de virus como el herpes labial o las calenturas.

Dentro de los efectos a largo plazo, está el fotoenvejecimiento o dermatobiosis, que es la producción de una piel seca, manchada, con arrugas profundas.

Además el sol a largo plazo favorece el desarrollo de cáncer cutáneo. Y otro de los problemas que ocasiona, es que puede empeorar determinadas enfermedades como el lupus o la dermatomiositis.

Fuente: Doctora Pilar Gil, Especialista del Departamento de Dermatología de la Clínica Universidad de Navarra

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Leave a Reply

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Type to Search

See all results