Inteligencia emocional en pareja, ¿es posible?

Conseguir este ansiado objetivo no es fácil, pero tampoco imposible…

Rate this post

Resulta complicado porque, en muchas ocasiones, nuestras emociones pesan demasiado, estamos casi desbordados, al borde del más absoluto de los abismos y sentimos que no podemos escapar…

Vivir en este mundo es complicado, nadie nos da un manual de instrucciones que nos guie en él y nuestro corazón va aprendiendo a base de experiencia…

Pues bien, si nos adentramos en el mundo de las relaciones de pareja, todos estaremos de acuerdo en la complejidad de las mismas… Ya es difícil sobrellevar, en muchas ocasiones la individualidad, pues ahora, de lo que se trata es de armonizar dos universos, integrarnos como dos personas unidas en un mismo camino donde se pueda discurrir con tranquilidad con el objetivo de ser felices.

¿Y esto cómo se hace? Que complicado ¿verdad? Discusiones, diferencias de intereses, de formas de pensar, sentir y actuar, sentimientos encontrados muchas veces, frustración, soledad, incomprensión,…

pareja Desde la Inteligencia Emocional se nos ofrece un marco teórico que podemos aplicar para aprender y revalorizar nuestra relación de pareja… Pero esta parte esencial del conocimiento humano no hace magia… Debemos tener muy claro que una relación de pareja es un proyecto de dos… No va a funcionar si sólo uno de los miembros ejerce de capitán del barco… Se necesita la cooperación de ambos para poder afrontar las adversidades, los problemas,…

1-    Ser el espejo del otro:

No debemos basar nuestra relación de pareja en dos mitades que se necesitan. Por el contrario es necesario verla como dos enteros que se complementan. Tiene que ser un camino para que ambos crezcan individualmente y en conjunto. Debemos permitir que el otro piense de forma diferente, que tenga sus propias necesidades e inquietudes… Es necesario permitir a la otra persona su crecimiento en todos los niveles posibles dentro de la propia pareja.

No prohíbas, no vetes, no controles movimientos,… Promueve la libertad, siempre con respeto. En una relación emocionalmente inteligente cada uno de los miembros es el espejo del otro: comprender, respetar, saber lo que siente, lo que necesita, no cambiar a la otra persona a nuestra imagen y semejanza, valorar,…

2-    Amar es la suma de querer y comprender:

Esta es la base que nutre la Inteligencia Emocional: comprender las emociones propias y ajenas, saber identificar en el otro sus necesidades y realidades…

Pero para poder lograr esto en la pareja es necesario empezar primero por uno mismo. Si tú no te conoces, no sabes reconocer y gestionar tus propias emociones será muy complicado que lo consigas en conjunto… Procura dedicar tiempo a esta parte esencial del ser humano…

3-    Autoconocimiento y aceptación del otro:

De nuevo cobra importancia el hecho de conocerse a uno mismo, saber cuáles son tus propias inseguridades, tus necesidades, límites, miedos e inquietudes,…

Debemos haber madurado como personas, ya que, de lo contrario, nos toparemos con  muchas dificultades en el apasionante y complicado universo de la pareja.

Cuanto más seguro estés de ti mismo, cuantos más niveles hayas superado personalmente, más probabilidades de éxito encontrarás en conjunto con otra persona.

Importante reconocer que todos tenemos virtudes y defectos, así que no descalifiques, no juzgues,…

Lo hemos dicho antes: si quieres a una persona, no la esculpas a tu voluntad, no quieras cambiar su personalidad. Debes aceptarla tal y como es y luchar por construir un modo de vida y proyecto en común en el que los dos os complementéis.

4-    Comunicación:

Hablar de pareja, en pareja, escuchar de forma activa, aceptar que nos puedan decir cosas que no queremos escuchar, luchar por el entendimiento, el diálogo,…

Saber expresar las diferencias, comunicar ideas, inquietudes, emociones, sentimientos, no dejar nada a la interpretación,… Tener muy presente que debemos facilitar el trabajo a la otra parte expresando nuestros pensamientos, ya que nadie es capaz de leer la mente… No esperes a que el otro adivine lo que pasa por tu cabeza, verbaliza el complejo mundo interior de las emociones… No permitas que entre en juego la interpretación…

Es importante que hablemos  en primera persona para facilitar la comprensión de lo que estamos expresando y que escuchemos las palabras del otro. Aprende a buscar el momento idóneo para sentarse y hablar…

Que bonita aventura esta del amor… que largo el camino por recorrer juntos, disfrutando, aprendiendo, compartiendo, superando obstáculos, dejando ser,…

Enamorarse es encontrarse a sí mismo fuera de sí mismo…

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Leave a Reply

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Type to Search

See all results