Inteligencia emocional intrapersonal

Mentales

Esta inteligencia emocional se divide en tres áreas: la autoconciencia emocional, el autocontrol y la automotivación.

La inteligencia emocional intrapersonal es esencial para regular y favorecer la comunicación con nosotros mismos. Esta comunicación está relacionada con percibir, organizar y recordar nuestras experiencias, pensamientos y sentimientos en las formas que más nos convienen. A su vez, esta comunicación es esencial para regular nuestras emociones, para adecuarlas al momento o la situación que estamos viviendo. Se trata de  dejar de ser esclavos de los que sentimos y de afrontar adecuadamente cualquier contratiempo que pudiera surgir.

La autoconciencia se basa en darse cuenta de los propios sentimientos más profundos, de nuestros estados de ánimo y de los pensamientos que tenemos relacionado con todo ello. Parece tarea fácil, pero no siempre es sencillo reconocer lo que sentimos, cómo lo sentimos y por qué lo sentimos.

Esta autoconciencia sienta las bases para conseguir el autocontrol emocional. Este autocontrol emocional facilita reducir los estados de ánimo negativos al mismo tiempo que fomenta los positivos.

La autoconciencia, al mismo tiempo, sienta las bases para la automotivación que está íntimamente relacionada con la capacidad que tenemos para plantearnos metas y dirigirnos hacia ellas.

El autocontrol emocional trata de mantener nuestras emociones en equilibrio. Puesto que cada emoción tiene su propia función y su valor adaptativo, hay que tratar de evitar que estas se desborden.

El equilibrio emocional es la alternativa perfecta que está en el centro de los dos polos no deseables: 1- la represión de las emociones 2- el dejarnos llevar por excesos emocionales como la ira extrema.

Artículos relacionados  Cuidando a una persona con Alzheimer

La búsqueda del bienestar emocional supone un esfuerzo constante en nuestra vida. En muchas ocasiones no somos conscientes de ese esfuerzo que realizamos por mantener nuestro equilibrio emocional y llevamos a cabo un montón de actividades cotidianas (ver la tv, ir al cine con amigos,…) con el único objetivo encubierto de reducir nuestras tensiones y emociones negativas, para dar paso a las positivas.

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.