La alimentación y la salud. ¿Cómo ser equilibrado?

La alimentación y la salud siempre han ido de la mano. Mantener una dieta equilibrada da como resultado una buena salud. Como es bien sabido, la alimentación juega un papel muy importante en nuestra vida, por eso la manera como nos alimentemos va a determinar si tendremos una vida saludable o si al contrario será perjudicial para nosotros. En vista de todo esto, es importante crear conciencia e informarse bien acerca de cómo conseguir una buena alimentación.

Nutrición y alimentación

 Muchas personas piensan que alimentarse y nutrirse significan lo mismo, sin embargo, existe una gran diferencia entre ambos. Cuando se habla de alimentación se refiere a la acción propia de ingerir los alimentos y las sustancias que en ellos se encuentran. En cambio, cuando se habla de nutrición se refiere a la absorción y transformación de las sustancias contenidas en los alimentos, permitiendo así que nuestro organismo funcione de una manera correcta.

Teniendo en cuenta todo esto, notamos que la importancia de la alimentación para nuestra salud va más allá del proceso mismo de comer, sino más bien tiene que ver con lo que sucede después de la incorporación de la comida a nuestro organismo.

¿Presento riesgo de malnutrición?

Es un error pensar que la malnutrición se debe solamente a no disponer de suficientes alimentos. Si nos alimentamos poco o nos alimentamos mucho presentamos el mismo riesgo de malnutrición. Esto se debe a que la dieta de la persona contiene muy pocos o demasiados nutrientes. Por ende, es importante mantener un buen equilibrio a la hora de alimentarnos. 

¿Cómo conseguir una buena alimentación?

 1. Mantén una buena dieta

Tener una dieta equilibrada y variada es esencial para nuestra salud. Por ello, es recomendable seguir la pirámide de la alimentación, colocando como base los cereales, frutas y verduras. Además, comer 5 veces al día en pequeñas cantidades consigue mantener el equilibrio en la cantidad de grasa, carbohidratos y proteínas que ingerimos.

2. Bebe mucha agua

Mantener una buena hidratación ayuda a la absorción de nutrientes, dando como resultado un mejor funcionamiento de nuestro organismo.

3. Escoge alimentos de calidad

Es muy importante que antes de comprar los alimentos nos fijemos en su calidad. Además de ello, debemos observar si los alimentos están limpios antes consumirlos.

4. Realiza ejercicio físico

Aunque la alimentación juega un papel muy importante para conseguir una buena salud, debes agregar a ello una buena rutina de ejercicios. Si esto no se realiza, las sustancias que ingerimos proceden a aumentar generando así posibles problemas médicos.

5. Descansa lo suficiente

Dormir ayudará a tu cuerpo a equilibrar la absorción de nutrientes de una forma correcta. Por ello, es recomendable dormir al menos 6 horas diarias. Sin duda alguna, nuestra alimentación es un asunto de suma importancia. Al fin y al cabo, lo que comamos va a determinar si tendremos una vida sana en el futuro. Por ello, debemos tomar conciencia y darle la debida importancia a comer bien y cuidar nuestro cuerpo.

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Leave a Reply

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Type to Search

See all results