La ciática, tratamiento del dolor

La ciática, tratamiento del dolor

Cuando hablamos de ciática, comúnmente nos estamos refiriendo a un dolor que empieza a nivel lumbar y se irradia por la pierna.

Obviamente las causas de un dolor como este son múltiples, pueden afectar a todas las estructuras que configuran la columna vertebral, e incluso depender de lesiones directas de nervio ciático.

ciatica Pero también, sin embargo con gran frecuencia, nos vamos a referir a lesiones radiculares, que dependen de problemas articulares o discales a nivel de los espacios L4,L5 o L5,S1, lesionando las raíces o irritándolas las raíces L5 o S1.

Cuando se compromete la raíz L5, el dolor se irradia por la parte lateral de la pierna, dorso del pie hasta el primer dedo, puede aparecer trastorno sensitivo, bien en forma de parestesia, hormigueos o perdidas de sensibilidad en partes de esa zona y si se afecta a la fuerza, se compromete en la elevación del pie, de tal manera que la persona no puede andar de talones.

En caso de que la afectación sea de raíz S1, el dolor es más posterior por la pierna, borde lateral del pie, el trastorno sensitivo compromete a esa zona y la pérdida de fuerza en este caso, compromete a la flexión plantar, de tal manera que la persona no puede sostenerse bien de puntillas.

Estos problemas pueden aparecer de una manera muy aguda. Es muy típico que al levantar un peso, con la columna flexionada, la persona quede bloqueada y no se pueda incorporar, o también aparecer solapadamente y quedarse instaurados como un problema crónico.

El primer intento de tratamiento, siempre puede ser conservador:

  • Fisioterapia
  • Medidas farmacológicas
  • Control postural

Pero en el supuesto de que ya haya pérdida de fuerza, perdida de sensibilidad o el dolor sea incapacitante, hay que valorar las posibilidades de tratamiento quirúrgico, que será el resolutivo.

Habrá que tener una prueba de imagen, un escáner o una resonancia de columna lumbar y si efectivamente se ve que cualquiera de estas raíces esta constreñida, será el cirujano el que lo tenga que resolver, normalmente, lo hacen bien traumatólogos, bien neurocirujanos.

Fuente: Doctora Purificación de Castro, Departamento de Neurología de La Clínica Universidad de Navarra

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Leave a Reply

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Type to Search

See all results