La cirugía laparoscópica aplicada al trasplante hepático por primera vez en España

Avances Clínicos

Los beneficios del abordaje laparoscópico en donantes de hígado, son fundamentalmente en términos de menos sangrado, menos necesidad de transfusión, menos riesgo de complicaciones y también menos estancia hospitalaria, menos dolor y una recuperación más rápida del paciente e incorporación a su vida normal.

higadoEn la intervención laparoscópica los cirujanos realizan cinco pequeñas incisiones, tres de doce milímetros y dos de cinco milímetros y otra en la zona supra púbica de entre ocho y diez centímetros, por la que se extrae el injerto hepático que después se trasplantará al receptor.

Estas incisiones reemplazan a la habitual sección en forma de L invertida y de unos cuarenta centímetros, que recorre todo el abdomen.

Después de una experiencia de más de cien hepatectomías laparoscópicas, hemos podido comprobar cómo este abordaje no solamente tiene un beneficio estético evidente y de recuperación del paciente, sino que también que el riesgo de complicaciones intra y postoperatorias es menor. Y después de esta experiencia, hemos querido aportar este beneficio al donante de hígado, teniendo en cuenta que nuestra máxima prioridad en el tratamiento de los donantes es precisamente la seguridad.

Fuente: Doctor Fernando Rotellar, Departamento de Cirugía General y Digestiva de la Clínica Universidad de Navarra

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin
Artículos relacionados  Implante coclear y sistemas implantables

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.