Pasos a seguir para que nuestros hijos sean responsables

Mentales

El engendrar hijos es un acto que debería resultar de un profundo gesto de amor entre dos personas. Una delicada y trascendental decisión que cambiará por completo la vida de quien emprenda ese camino. Es muy cierto que no existe una escuela para padres, por lo tanto nunca está de más tratar de conseguir consejos de manos de expertos.

Es la infancia una etapa muy hermosa e inolvidable para todo ser humano. Los eventos vividos en ella serán recordados para toda la vida. Los niños son seres cargados de inocencia y sin capacidad de cuidarse por sí mismos. Los principales guardianes durante esta etapa serán los padres o representantes legales.

No importa la orientación y tipo de familia que se consolide y en la cual se crie al pequeño. Lo importante siempre será toda la preparación ética y moral que se le debe brindar al chiquillo. Esta preparación hará que pueda enfrentarse a la vida más allá de la protección del núcleo familiar. Pues no siempre será un niño.

Un valor fundamental para la crianza de los hijos será el sentido de la responsabilidad. El ser responsable implica concientizar el respeto por sí mismo, el respeto por el otro, el respeto por la institucionalidad y amor a la patria. La ventaja de la niñez es la inmensa capacidad de absorción y retención de aprendizajes.

Importancia del establecimiento de una rutina y el apego a los horarios.

La universidad de la vida siempre será el hogar, este es el espacio donde el niño consolidará todos los elementos con los cuales afrontar las experiencias futuras. Es importante establecer normas y horarios en cada actividad que se realizará dentro del hogar. Un niño que se adapte al respeto de horarios y normas de adulto se acomodará a la perfección con las exigencias laborales.

Artículos relacionados  Crisis económica: cómo afecta a nuestra salud

De igual manera la designación de labores acorde a su edad y capacidades físicas en la dinámica familiar va a permitir que aprenda a trabajar en equipo. Una cualidad preponderante en el ámbito laboral futuro. Todo en el hogar debe ser socializado en armonía y unión familiar.

 La forma en como los padres se dirigen entre si y para con sus hijos establecerá la forma futura en la cual el crio se relacione con el entorno. No puede ser una casa el centro del caos cuando existen esos seres que son pequeñas esponjas de todo tanto bueno como malo. Para criar hijos responsables se debe tener disciplina y compromiso.

La violencia jamás será la solución o la medida correcta de resolver los asuntos que surjan. Por el contrario genera, estrés frustración y desequilibrio en el hogar. La mejor forma de conseguir cambios y crear hábitos es con el amor y el respeto. La creación de una rutina diaria en sí misma es un excelente escenario de compartir.

Para que esta sea efectiva debe contar con la aprobación del grupo familiar y se debe basar en el reconocimiento de los méritos y la conciliación de las diferencias.

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.