¿Pereza?

Mentales

¡Qué bien se está en nuestra zona de confort! Cerca de lo que conocemos, de lo cómodo, de lo que no supone riesgo… Y cuando nuestra “amiga” pereza viene de visita cuesta mucho separarnos de ella… Queremos permanecer a su lado, sin hacer nada,… Pero resulta que es justo en ese momento cuando más deberíamos movernos, cuando más deberíamos salir y probar cosas nuevas…

Suele aparecer cuando estamos desbordados, cuando tenemos demasiados problemas, cuando todo nos molesta, no sabemos qué hacer o simplemente no queremos hacer nada…

Adoptamos esa especie de estrategia mental que creemos que nos está ayudando, que nos protege de aquello que nos da miedo… y nada más lejos de la realidad…

perezaLa pereza predispone a todo nuestro cuerpo a no hacer nada, al descanso más absoluto… Pero, en realidad, no descansamos porque en nuestro interior sabemos que algo tenemos que hacer, que deberíamos empezar, pero como no sabemos por donde, nos mantenemos quietitos en el sofá, sin tomar decisiones, sin arriesgar, sin estudiar, sin salir a buscar trabajo, sin ir al gimnasio,…. Y, casi siempre, poniendo escusas…

¿Por dónde empiezo?

Has de ser consciente que todos los comienzos son complicados y si esta “compañera” ha estado contigo durante mucho tiempo, desprendernos de su presencia es más difícil, pero no imposible…

Empieza por tareas sencillas y proponte a ti mismo cumplirlas, oblígate a ello. Cumplir estos pequeños objetivos generará una sensación de satisfacción y movimiento y esto será el motor para seguir hacia delante.

Combate la presencia de la pereza con tu fuerza de voluntad, no te abandones y no tires la toalla. Por medio de la fuerza de voluntad conseguirás motivarte, hacer planes,…

Artículos relacionados  Dale sentido a la Navidad

Cuida esa fuerza interior, tu voluntad, cultívala todos los días y lo único que necesitas es querer hacerlo. Conforme la vayas cultivando, vayas cumpliendo los objetivos que te vayas planteando, ella se irá haciendo cada vez más fuerte, más grande,… Verás cómo, si te lo propones, puedes y nadie podrá pararte. ¡Puedes conseguir lo que tú quieras!

Esto es magia y verás cómo lo que en un principio era algo impuesto, se convierte en una acción voluntaria, comprobarás cómo la fuerza de voluntad sale de dentro, nace en ti…

“En la mayoría de los hombres las dificultades son hijas de la pereza” Benjamín Franklin.

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.