Prevención del envejecimiento de la piel

Medicina de familia

La hidratación de la piel se consigue con factores externos y con factores internos.

Dentro de los factores internos, los más importantes son:

  • La ingesta abundante de agua (hay que beber dos o tres litros de agua al día).
  •  Hay que ingerir abundantes frutas y verduras, sobre todo por su alto contenido en agua.
  • Hay que seguir una dieta equilibrada, porque la piel es muy sensible a la falta de proteínas, de minerales o de vitaminas.
  •  Hay que evitar el consumo de tabaco o de café, porque resecan la piel.

 

La hidratación externa de la piel  se consigue con la aplicación de cosméticos. Cada cosmético debe ser adecuado para cada tipo de piel, pero todas las pieles necesitan ser hidratadas, incluidas las grasas. Y hay que hidratarlas dos veces al día: por la mañana y por la noche como mínimo.

Por último, es muy importante evitar en todo lo posible la exposición a la radiación ultravioleta, con cremas foto protectoras y con ropa. Ésto es muy importante porque el daño del sol es acumulativo y es el causante no solo del cáncer de piel, sino también de la aparición de manchas y arrugas en la piel.

Fuente: Doctora Leyre Aguado, Especialista del Departamento de Dermatología de la Clínica Universidad de Navarra

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin
Artículos relacionados  Cómo evitar el dolor postoperatorio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.