Enfermedades y su tratamiento

Tipos de enfermedades y patologías más comunes y su tratamiento✅ .

Prueba de esfuerzo

La prueba de esfuerzo es una exploración que empleamos muy frecuentemente en cardiología y que nos ayuda a detectar la presencia de cardiopatía isquémica, es decir la enfermedad de las arterias coronarias que posteriormente puede desembocar en angina o en infarto de miocardio.

Prueba de esfuerzoLa prueba de esfuerzo se puede hacer en cinta rodante o en bicicleta, normalmente el medio más empleado es la cinta porque es un ejercicio más sencillo y más parecido al de la vida normal. Se monitoriza al paciente mediante electrodos, que nos permiten ir registrando cambios eléctricos durante la prueba y así mismo, es importante tomar la presión arterial en las distintas fases de la prueba.

La prueba va avanzando por estadíos, que hacen que la cinta se vaya poniendo con un poquito más de velocidad y de pendiente, y el paciente tiene que intentar llegar al máximo de esfuerzo previsto, según su edad para que la prueba sea valorable.

En la prueba valoramos la clínica, que el paciente nos va contando: si presenta fatiga o dolor en el pecho, son los dos síntomas principales.

Luego valoramos el electrocardiograma, valoramos la pendiente de la gráfica del electrocardiograma y vemos cómo va aumentando la frecuencia cardíaca conforme aumenta la carga de trabajo y también vemos como va aumentando la presión arterial. Lo normal durante la prueba de esfuerzo es que la presión arterial también vaya aumentando como respuesta a esa demanda de mayor ejercicio, hasta unos niveles que se pueden considerar normales.

Una vez que ha alcanzado el objetivo, detenemos la prueba y establecemos un período de recuperación de unos tres minutos y entonces la prueba se detiene, con eso podemos saber con un alto porcentaje si el paciente presenta o no  cardiopatía isquémica.

Artículos relacionados  Hacia el corazón artificial

Fuente: Doctora Elena Fernández Jarne, Departamento de Cardiología de la Clínica Universidad de Navarra

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin