Sobreponerse al duelo

Mentales

El duelo es un sentimiento subjetivo ante la pérdida de un ser querido, se acompaña de una amalgama de emociones que dependen de las normas y expectativas de la cultura que vivimos, y también de la situación, de cómo se ha dado la muerte de ese familiar o de esa persona querida.

Hay que decir que el duelo es una situación normal, y que puede aparecer, o puede suceder, o puede trascurrir alrededor de cuatro fases:

La primera fase, es una fase de embotamiento afectivo, donde la persona experimenta, la mayor carga afectiva-emocional, teniendo sentimientos de tristeza, pérdida del estado de ánimo, dificultades de concentración, pérdida de apetito, alteración del sueño, etc.

La segunda fase, se caracteriza por un intenso anhelo  búsqueda de la persona fallecida, se caracteriza por una actividad física importante y por pensamientos omnipresentes de la persona fallecida.

La tercera fase, ya se caracteriza por un asentamiento de la realidad de la pérdida, la persona ya va reconociendo que esa persona querida, ya no va a estar con él y de alguna manera va reintroduciéndose, o va dando paso ya a la siguiente fase.

La cuarta fase, que es la de reorganización, donde la persona ya admite la pérdida, se abre a nuevas relaciones, puede pensar en el pasado con placer, e incluso interesarse por cosas nuevas.

Fuente: Doctor Adrián Cano, Especialista del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universidad de Navarra

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin
Artículos relacionados  La dificultad de la vivencia en pareja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.