Tecnicas de relajacion

Mentales

Una técnica de relajación es cualquier método o actividad que ayuda a una persona a disminuir su tensión física y/o mental. Generalmente permiten que la persona llegue a un mayor nivel de calma reduciendo sus niveles de estrés, ansiedad, enfado o ira. La relajación física y mental está íntimamente relacionada con la alegría, la calma y el bienestar personal del individuo.

Las técnicas de relajación a menudo emplean métodos propios de los programas de control de estrés y están vinculadas con la medicina psicosomática, el desarrollo personal,…

Por medio de estas técnicas de relajación podemos conseguir un descenso de la presión arterial, del ritmo cardíaco y de la frecuencia respiratoria.

Algunos de los motivos por los que las personas hacen uso de estas técnicas son: depresión, ataques de ansiedad, búsqueda de bienestar personal, dolores de cabeza, insomnio, problemas cardíacos, control del dolor, control del estrés, control de la ira,…

Existen diversas técnicas que ayudan a alcanzar ese estado de relajación. Algunas de estas técnicas pueden ser desarrolladas por el propio individuo sin ayuda, pero otras requieren la ayuda de otra persona e incluso de un profesional en la materia.

Hay técnicas de relajación que requieren calma, quietud. Se realizan estando tumbado o sentado en silencio, en calma. Algún ejemplo de estas técnicas: Yoga Nidra, respiración diafragmática, meditación, relajación muscular progresiva de Jacobson, reducción del estrés basada en la atención plena, visualización de imágenes mentales agradables,….

Otras de estas técnicas que nos ayudan a conseguir ese estado de relajación y de calma incorporan ejercicio físico, actividad: caminar, Yoga, Taichí, actividades de jardinería, métodos relacionados con el Bodywork como la acupuntura, los masajes, la reflexoterapia,…

Artículos relacionados  La marihuana y tú… Amigas?

Ciertos métodos de relajación, como la autosugestión, pueden desarrollarse mientras se realizan otras actividades. También se ha demostrado que escuchar algunos géneros musicales, como la “música nueva era” o “música clásica”, ayudan a mejorar el bienestar personal y nos permiten alcanzar ese estado de relajación.

Puedes empezar a utilizar alguna de estas técnicas para tranquilizarte una vez hayas llegado a tu casa después de un día en el que hayas sufrido mucho estrés o presión. Conseguirás que la mente no siga analizando ni dándole vueltas una y otra vez al mismo asunto. Con la práctica aprenderás a utilizarlas de forma abreviada como anticipación a la situación estresante, o en el momento justo en el que esté sucediendo.

La clave está en practicar todos los días y, de este modo, empezarás a notar los resultados. Recuerda que todo en esta vida es cuestión de entrenamiento!

Por supuesto que debes tener en cuenta ciertos aspectos:

-. Con los métodos de relajación que impliquen calma y quietud, procura estar tumbado cómodamente, con los ojos cerrados. Si vas a poner música de fondo intenta que sea relajante. Evita los ruidos ambientales y la luz excesiva o intensa. Utiliza ropa cómoda y mejor que estés descalzo. Trata de mantener la temperatura adecuada en el espacio que vayas a dedicar a este momento,…

-. Si optas por métodos que impliquen actividad física: ropa cómoda, calzado adecuado, sin joyas,…

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.