Tipos de arritmias, Enfermedades y su tratamiento

Tipos de arritmias

Cardíacas

Propiamente no existen arritmias buenas y malas, sino que existen arritmias que son menos malas.

Lo normal es que uno no tenga arritmias, que tenga su ritmo normal en el corazón, pero sí que existen muchas arritmias que no requieren ningún tratamiento, ni se corresponden con ninguna patología, como puede ser la  trasistolia, que mucha gente joven y sana, nota con frecuencia en momentos de estrés, por haber consumido café por ejemplo, o tabaco e incluso en gente muy deportista aparece también esta sintomatología.

Tipos de arritmias, Enfermedades y su tratamientoLas arritmias abarcan un amplio rango de enfermedades: hay arritmias que, digamos, son menos peligrosas, que con un adecuado control y manejo  no suponen  ni siquiera una interferencia seria con la vida normal.

Y sin embargo, sí que existen arritmias mucho más importantes, que pueden poner en peligro la vida del paciente, como pueden ser:

Las taquicardias ventriculares. En ese caso sí que requieren un tratamiento antiarrítmico específico que existe farmacológico. También existe en tratamientos que se pueden hacer en la sala de electrofisiología, con ablación, etc.

Y también en último caso, se puede implantar un desfibrilador, que es un aparato que va colocado debajo de la piel, con unos electrodos hasta el corazón y que es capaz de detectar esas arritmias, potencialmente malignas y terminarlas, antes de que puedan producir un daño a la persona.

Fuente: Doctora Elena Fernández Jarne Departamento de Cardiología de la Clínica Universidad de Navarra

Puedes compartir este artículo en:
Tipos de arritmias, Enfermedades y su tratamiento Tipos de arritmias, Enfermedades y su tratamiento Tipos de arritmias, Enfermedades y su tratamiento Tipos de arritmias, Enfermedades y su tratamiento
Artículos relacionados  Síntoma de un infarto ¿qué debemos hacer?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.