Tratamientos para la psoriasis

Medicina de familia

La psoriasis es una enfermedad cutánea crónica, que se manifiesta como placas descamativas en algunas zonas características del cuerpo como:

Las rodillas

Los codos

El cuero cabelludo

Pero puede afectarse  cualquier parte del cuerpo.

psoriasisEs una enfermedad que tiene una base hereditaria, ésto quiere decir que una persona que tenga antecedentes familiares con psoriasis, con más probabilidad va a desarrollar la enfermedad.

Como muchas enfermedades de causa genética, no se puede prevenir, no hay ninguna forma y  ningún estilo de vida nos va a hacer que no desarrollemos la psoriasis. Pero sí se puede tratar una vez ha aparecido.

El tratamiento de la psoriasis va a depender de su severidad sobre todo.

Para las formas más leves, cuando está afectada poca extensión del cuerpo, el tratamiento es básicamente tópico: cremas de corticoides tópicos derivados de la vitamina D.

En este sentido ha avanzado poco la terapéutica en estos últimos años.

Para las formas moderadas, aparte del tratamiento tópico, hay otros tratamientos como la fototerapia, que se basa en exponer la piel a radiaciones ultravioleta A y ultravioleta B.

Y sí que se ha avanzado en los últimos años en tratamientos de la psoriasis moderadas-graves: se han desarrollado fármacos, que se basan en anticuerpos monoclonales, que son muy efectivos en la psoriasis y en este sentido ha mejorado mucho la calidad de vida de estos pacientes.

La psoriasis cuando es leve, básicamente causa manifestaciones locales, como picor, descamación… pero sí que es verdad que los pacientes pueden afectarse psicológicamente, porque la gente piensa que es una enfermedad contagiosa.

La psoriasis más grave sí que puede tener mayor consecuencia si afecta a una amplia superficie del cuerpo, la persona puede deshidratarse y aumenta el riesgo de infecciones.

Artículos relacionados  Diferentes trastornos del movimiento

Lo que no sabe tampoco la mayoría de la gente, es que la psoriasis a veces también se asocia con una artropatía psoriásica, que es una inflamación de las articulaciones que puede ser destructiva.

En los últimos años también se ha visto que las personas con psoriasis, desarrollan con más frecuencia alteraciones cardiovasculares, con un aumento de la diabetes, de infartos y de cifras del colesterol. Entonces ésto hay que evaluarlo también en pacientes con psoriasis y no es sólo una enfermedad cutánea. Cada vez nos estamos dando más cuenta de que es una enfermedad inflamatoria global.

Fuente: Doctora Maider Pretel Departamento de Dermatología de la Clínica Universidad de Navarra

Puedes compartir este artículo en:
Facebook Twitter Plusone Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.